fbpx

¿Cómo el cerebro aprende mejor un idioma extranjero?

¡Compártelo con quien tu quieras!

¿Cómo el cerebro aprende mejor un idioma extranjero?

Quizás te has preguntado ¿cómo el cerebro aprende un idioma nuevo? respuesta: vocabulario, gramática, modismos: lo que el cerebro necesita para recordar un nuevo idioma. La razón esencial de la existencia de una escuela de idiomas y de los editores al respecto, no es solo enseñar una lengua extranjera, porque entre sus objetivos más importantes, están además, enseñar mejor y mucho más rápido. Con esta meta en la mente y desde hace ya algún tiempo, la investigación se centra en la cuestión de conocer qué está sucediendo en el cerebro durante el aprendizaje de una lengua extranjera, con el objetivo de acumular experiencias válidas.

En este artículo vamos a prestar especial atención en dar las respuestas pertinentes para que se comprenda que “Así es como el cerebro aprende mejor un idioma extranjero”.

Situación actual de la investigación

A pesar de que aún hoy existen muchas preguntas que necesitan la respuesta adecuada en esta área de investigación, una cosa sí que tenemos ya clara y es que no existe un único método de aprendizaje óptimo. Pero hay determinadas ideas que los estudiantes de idiomas deben considerar y aceptar, si quieren lograr el éxito rápidamente.

En sentido opuesto a un diccionario, lo que llamamos el “léxico mental”, es decir nuestra memoria de palabras en el cerebro, se parece a  una red gigantesca: Tanto las palabras como las  expresiones adecuadas se pueden combinar en oraciones en un minúsculo instante, por medio de increíbles e innumerables enlaces. Cuanto mejor esté situada en red una palabra, más fácil será para nosotros encontrar una emergencia.

¿Cómo constituir la red?

Para establecer una red, se hacen precisas manejar dos cosas: cantidad y calidad. La cantidad es fácil de entender, pues si utilizas una palabra con cierta regularidad, tu cerebro la tiene lista de inmediato para su uso cuando la necesites.

Los estudiantes de idiomas extranjeros son los que tienen mayor influencia en la calidad de las redes, porque cuantos más recuerdos, sentimientos o asociaciones unan con una expresión, mucho más fácil será para el cerebro acceder a ella.

Todo aquel que haya tenido alguna vez problemas con un vocabulario en una conversación es consciente de la experiencia: sabemos exactamente que deberíamos conocer la palabra, tal vez incluso en qué capítulo del libro de texto estaba en la lista de vocabulario. Pero no se nos ocurre para nada, incluso nos enfadamos un poco con nosotros mismos, hasta que finalmente alguien nos ayuda con la palabra que buscamos. A partir de ahí, la palabra ya permanecerá presente y se la podrá solicitar a nuestra mente en cualquier momento, por la sencilla razón de que ahora sí la asociamos con un recuerdo y un sentimiento.

Practicar con vocabulario nuevo

Si aprendes a construir redes lo más importante ahora, es experimentar con vocabulario nuevo: construir las oraciones de ejemplo, pensar en situaciones y momentos en las que podrías usarlas o simplemente, pensar si la palabra te parece hermosa y, de ser así, por qué.

Si confeccionas frases de ejemplo en particular, éstas te servirán de ayudas perfectas para la memoria del cerebro. Los lingüistas aconsejan que se debe aprender siempre un vocabulario en combinaciones de palabras. Esto te dará muchas ventajas: no solo admite redes, sino que además, como se ha comprobado te puede proteger contra determinados obstáculos del idioma. Por ejemplo, si acabas de aprender que “bus” significa ‘autobús’ en inglés, es posible que estés redactando la oración incorrecta: “Conduzco con el autobús”. Si aprendes la palabra en combinaciones típicas como “voy en autobús” o “me bajo del autobús”, estos posibles errores y otros los podrás evitar.

. Los niños retienen primero expresiones fijas en su lengua materna y solo después, aprenden palabras individuales. Por ejemplo, saben desde el principio que siempre se dice “¡Buenos días!” a la hora de levantarse. Será mucho más tarde cuando su cerebro analiza y acepta que son dos palabras independientes.

Aprender idiomas en casa

Es cierto que viajar y conocer in sito el idioma que estás aprendiendo es una buenísima idea, porque representa una oportunidad. Pero debes ser consciente de que también,  hay muchas oportunidades si las buscas para practicar en tu propia casa.

Los investigadores hace tiempo que llegaron a la siguiente conclusión. Nuestro cerebro aprende casi por sí mismo, cuando se le ha suministrado la suficiente información y se le ofrece además la oportunidad de practicar. Por lo tanto, cualquier situación en la que se produzca una comunicación real, es útil para el aprendizaje de idiomas.

Toda persona que lo desee, ya sea niño, joven o mayor, puede crearse asimismo el ambiente adecuado para el estudio de un  idioma extranjero. Por ejemplo, los DVD te permiten ver películas o series en el idioma original. Sin embargo, has de tener en cuenta dada las experiencias, que los subtítulos solo debes utilizarlos en el idioma extranjero que estás estudiando. Muy al contrario de lo que puedas suponer; los estudios nos demuestran que apenas hay efectos positivos sobre el proceso de  aprendizaje cuando los subtítulos están en el idioma nativo.

Además, y si tu objetivo es obtener un título oficial queda atento a las próximas convocatorias disponibles.

¡Compártelo con quien tu quieras!

2 Respuestas

  1. 07/10/2020

    […] ¿CÓMO EL CEREBRO APRENDE UN NUEVO IDIOMA? […]

    0
  2. 22/10/2020

    […] ¿CÓMO APRENDE EL CEREBRO UN IDIOMA EXTRANJERO? […]

    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *