fbpx

8 consejos para aprender alemán básico

¡Compártelo con quien tu quieras!

Alemán básico

En este artículo te ofrecemos una serie de recomendaciones que te pueden ser muy valiosas en tus inicios al aprender este idioma. No olvides que el alemán  ofrece ciertas dificultades para un español. Por esta razón, te vamos a desbrozar el camino por medio de consejos para extraer el  mayor fruto posible a tus estudios.

La palabra y su género

Quizás hayas escuchado que las palabras en alemán hay que aprenderlas con su género. Efectivamente, desde un principio hay que acostumbrarse a esta regla si queremos extraer el fruto apetecido. Habrá que aprender que se utiliza: der para el masculino, die para el femenino y das para el neutro

Debes saber también, que el alemán contiene una estimable cantidad de palabras neutras que su relación con el género en español es casi nula. Por otro lado, te aconsejamos que aprendas los plurales, dado que existen muchas clases y resulta complicado situar cada palabra en uno.

¿Cómo estudiar los artículos?

Dada su complejidad te aconsejamos que lo mejor que debes hacer es intentar aprender los artículos junto con los nombres que acompañan. Pero en un principio no debes preocuparte si no conoces alguno y por tanto no puedes declinarlo. Llegará el momento en que de tanto aprenderlo y utilizarlo, en la práctica te saldrá sin pensarlo.

No tengas prisa por practicar

Tal vez te pueda parecer un consejo equivocado el decirte que no tengas prisa por practicar,  pero el alemán no es el francés, ni el italiano para un español, porque no existen tantas semejanzas. Debes pues, dar tus primeros pasos en la práctica una vez aprendido lo indispensable para mantener una pequeña conversación, es decir, una vez que adquieras una base, entonces podrás lanzarte en busca de conversación. 

No es aconsejable aprender para un examen

Debemos tener siempre en mente que un idioma, en este caso, el alemán, se aprende para hablar, intercambiar ideas con otras personas nativas o no, que hablan dicha lengua. Por consiguiente, no deberías aprender para salir del paso de unos exámenes. Al poco tiempo olvidarás lo que has aprendido.

¿Cómo avanzar?

Independientemente de estudiar el idioma, para entenderlo y manejarlo con soltura es preciso utilizar todas las herramientas que existen para ayudarte, que no son pocas. Por ejemplo: escucha mucho, para ello tienes a tu alcance gratis, vídeos, películas, puedes leer libros de gramática, la prensa, oír la radio etc. Pero siempre debes emplear los medios que se adaptan a tu nivel porque ya sabes que en un idioma como el alemán, si te pones con algo muy complejo no entenderás ni aprenderás nada.

¿Cómo iniciarte en la práctica?

Una vez hayas alcanzado ese nivel mínimo para hablar y te halles en situación o en un contexto donde encuentras a alemanes hablando, entonces no desprecies tu nivel porque algo puedes decir ya en una conversación. Podrás pensar que tu nivel es muy bajo, pero ya has aprendido lo suficiente para mantener las primeras y elementales conversaciones, piensas que alguna vez tiene que ser la primera.

Algo puedes decir y debes hacerlo, como presentarte en alemán, preguntar sus nombres, hacer referencia a que estás estudiando su lengua y que te gustaría practicar. Como es lógico después de esta explicación ellos se dispondrán a ayudarte y cuando no sepas expresar algo, o te equivoques, ellos mismos te corregirán y te enseñaran a decirlo debidamente. Los alemanes como cualquier nativo de otro país, se sentirán orgullosos de que un extranjero quiera aprender su idioma y te ayudarán con sumo agrado. La cuestión es que te vayas soltando en el diálogo.

El objetivo es practicar

Efectivamente, en estos niveles se puede empezar con cosas sencillas como presentarte, preguntar por los lugares de la ciudad, si estas en Alemania, para ir a visitarlo, dónde puedes comer la comida típica alemana, etc.

Puedes pedir también que te pregunten en alemán, a ver si los entiendes, e intentar responderles, ellos estarán al tanto para rectificarte cordialmente.

Cada nivel tiene su conversación

Como es lógico y sabes en cada nivel tienes que aprender una serie de palabras y oraciones adecuadas a tus logros en el idioma. Existe para cada grado un vocabulario y las partes de la gramática adecuadas, que ya debes haber estudiado. Eso no quita de que por tu cuenta, a la misma vez, vayas aprendiendo cosas que crees que vas a necesitar y que aún no has estudiado. Estas cosas se suelen aprender con mayor rapidez y ello te ayudarán a coger velocidad y práctica en tus conversaciones en alemán.

A modo de conclusión

Mientras estés en los primeros pasos no arriesgues mucho, no te lances a hablar si aún no tienes un mínimo de vocabulario. Pero en cuanto pase el poco tiempo en el que ya creas que pudieras mantener una conversación no la desdeñes. Tan  mala puede ser la precipitación como lo contrario. La precipitación te puede defraudar, porque llegas a creer que no sabes nada de nada y que el alemán es muy difícil. En cambio, comenzar el diálogo a su debido tiempo, te permite que los alemanes te presten la debida atención y además te corregirán y te ayudarán a aprender.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *