fbpx

Lecturas en italiano para el nivel C2

Lecturas en italiano para el nivel C2

Si has empezado a prepararte el nivel C2 de italiano, queremos felicitarte. Por el gran trabajo y esfuerzo realizado para llegar hasta aquí. Ya controlas la lengua italiana a nivel de nativo, ya puedes enfrentarte a cualquier situación, de cualquier tipo, en lengua italiana, y verás qué bien vas a desenvolverte, no tendrás ningún problema. Te prepares o no el examen oficial, te recomendamos que nunca dejes de leer una vez llegado aquí. Sea cual sea tu relación diaria con la lengua italiana, leer siempre te va a mantener en contacto, te va a permitir repasar y seguir aprendiendo, ya que una lengua extranjera nunca termina de aprenderse, se tenga el nivel que se tenga.

Nuestro consejo, que ya venimos compartiendo contigo desde unos niveles atrás, es que te enfrentes a textos reales, ya sin adaptar. Puedes leer textos de todo tipo, pero los literarios podrán ayudarte mucho con su uso complejo de la lengua. Así es que lee, lee mucho. Te aconsejamos que ya estés atento a las últimas novedades publicadas en Italia, a los autores que te gusten leer en lengua materna y a los actuales que estén publicando libros, porque ya puedes leer actualidad y cualquier cosa que quieras.  En este nivel no es necesario que te aconsejemos, posiblemente, libros determinados, porque, como decíamos, debes leerlo todo. Pero vamos a ayudarte con una serie de títulos que pueden servirte para empezar a adentrarte en el nuevo nivel y así romper el hielo. Una vez pasada esta barrera, ¡lánzate a leer lo que te apetezca! Como siempre, te recordamos y te aconsejamos que uses un diccionario, que trabajes los textos, porque muy frecuentemente te encontrarás con vocabulario y con expresiones por aprender. Incluso llegados a este nivel, es aconsejable que añadas todos los recursos que puedas a tu conocimiento del italiano, te ayudará mucho. Así que te dejamos esta lista con siete libros, con publicaciones de todos los tiempos que seguro que te ayudarán mucho en este nivel. ¡Ánimo!:

 

1. Il male oscuro, de Giuseppe Berto: con su aparición por primera vez en 1964, logró inmediatamente un gran éxito, ganando en el mismo año el Premio Viareggio y el Premio Campiello. Sin embargo, la apreciación crítica que siguió no comprendió completamente la grandeza de este trabajo y de la figura de Giuseppe Berto en el panorama de la literatura italiana de finales del siglo XX. Una obra maestra absoluta dotada de una autoridad paradójica, que se basa en la energía abrumadora de los estados de ánimo. Al igual que los grandes libros, la novela presupone una genealogía. Berto ha admitido repetidamente su deuda con La cognizione del dolore, de Gadda, de la que deriva el título de su libro. Sin embargo, la obra marca un punto de inflexión fundamental con respecto a este precursor: no describe simplemente una neurosis, sino que la imita y la encarna. Su lenguaje es la manifestación misma del mal. Una novedad artística y literaria absoluta que Berto no dudó en bautizar con “estilo psicoanalítico”. Una prosa muy moderna que, narrando un mal absolutamente personal, hace ante nosotros, ante nuestros ojos, la Roma de la Dolce Vita y de Via Veneto; los médicos y sus diagnósticos contrastantes y falaces, la industria del cine con toda su bajeza y su absurda cobardía, la familia burguesa y su economía doméstica, los cambios en las costumbres sexuales, las revistas de colores y las vacaciones de montaña…, la enfermedad de una edad aparentemente feliz.

 

2. Per quante vite, de Marosia Castaldi: Dora Spengel no quiere eliminar el polvo, el que queda de objetos y personas, de afectos dispersos. Vive en una calle que contiene la vida de todos sus habitantes hasta el último aliento y parece no tener fin, donde los camiones llenos de material de construcción, reconstruyen casas, tiendas, tráfico, comercio e, incluso, las vidas. Dora se mueve constantemente, cambia de trabajo, sube y baja las escaleras, tiene una hija de carne y una hija de polvo. Donde quiera que vaya, se levanta una pantalla azul muy alta dentro de su casa, en la que pega letras, boletos para los muertos y los vivos, café molido, las alas de un ángel de piedra, trozos de azúcar, una foto de un niño, listas telefónicas, páginas de libros… Una historia tierna a la vez que ezpelunante, donde se mezcla tanto la realidad como el pasado que ya es historia.

 

3. Scuola di nudo, de Walter Siti: un profesor universitario de treinta y cinco años, después de una carrera en la que no hace más que obedecer, de repente siente la necesidad de escapar del olvido de una vida banal y descubrir la verdad sobre sí mismo. Así, desde las historias de los campesinos emilianos encontrados en su juventud hasta las de los culturistas de los gimnasios de hoy, Walter Siti, vive y describe los deseos de su sexualidad obsesiva junto con las historias sucias de las corrupciones que envenenan el mundo de la universidad italiana. Entre las envidias, los intercambios de favores y dinero, la falsedad, la superficialidad del cuerpo y la moral, esta autobiografía falsificada arroja una mirada lúcida y despiadada sobre la sociedad y la política italiana, en toda su deshonestidad pecaminosa. Es este el debut literario de Walter Siti, un libro intenso y escandaloso, equilibrado entre ensayo, sátira, invectiva y cancionero de amor.

 

4. Cargo, de Matteo Galiazzo: ¿quién ha encapsulado una historia de ciencia ficción dentro de una obra de misterio incrustada en una falsa difusión científica introducida en una comedia minimalista cargada en un contenedor embarcado en un barco de cargas que partía hacia Samoa? Cuatro historias que tienen lugar en universos paralelos, generadas una de la otra sin que se identifique el origen.

 

 

5. Piccolo karma, de Carlo Coccioli: es el registro en vivo de las pequeñas tareas, tomadas en secuencias cortas de minutos, de la vida de Carlo Coccioli durante un mes pasado en la casa de San Antonio en Texas en 1987, cuando el escritor decide dar por primera vez a la luz el aliento que se incluye en el género del fragmento. Este tramo de vida fluye, ahora alegre, ahora melancólico, a través del cuidado diario simple, entre jardines de flores y cielos despejados, plantas, perros, pájaros y hormigas, amigos y vecinos amigables; compras, telenovelas y cualquier otra manifestación de una modernidad sobriamente familiar. Al llegar a la perspectiva budista, Coccioli observa el juego del karma con atención pura y gentil, a menudo divertida, pero el nuevo hábito mental no extingue en él la antigua obsesión teológica que lo lleva a buscar la mano de Dios en todas partes, incluso en las cosas más improbables…

 

6. La compagnia delle anime finte, de Wanda Marasco: desde el cerro Capodimonte, Rosa mira a Nápoles y le habla al cuerpo de Vincenzina, la madre muerta. Él le habla a ella para reparar el fracaso que los ha unido más allá del vínculo de la sangre y ha marcado irremediablemente la vida de ambos. Sumergiéndose en las entrañas de un purgatorio público y privado, Rosa revive la historia de su madre: pobre infancia en un campo árido en las afueras de la ciudad; el encuentro, en los escombros de la posguerra, con Rafele, su futuro padre, heredero de una familia reclusa en la vasta oscuridad de un gran apartamento en via Duomo; el préstamo para vestir se practicaba en el hormigueante laberinto de callejones, donde el ruido de los mercados y la violencia parece pertenecer a una furia cósmica. Se trata de una narración de abusos sufridos e infligidos, de fragilidad y ferocidad. Y es la puesta en escena coral de muchas otras historias, de almas falsas que pueblan los callejones y, como actores del mismo drama, entran en el centro de atención de la memoria: Annarella, amiga y demonio de la infancia y la adolescencia; Emilia, la niña que se ríe a carcajadas y regresa un día del bosque con las piernas ensangrentadas; la maestra Nunziata, utópica e incandescente; Marioma-ria, la criatura que tiene una oración al revés en su interior; Iolanda, la bonita… Almas falsas que, en las profundidades más oscuras de una ciudad milenaria, esperan, como Vincenzina y como la propia Rosa, una reparación. Vendrá, sorprendente e inesperado, en las páginas finales del libro para unir a madre e hija en el mismo destino.

 

7. Io non ho paura, de Ni ccolò Ammaniti: en esta novela, el autor se dirige al corazón de su narrativa, con una historia tensa y acelerada, un dispositivo de relojería que carga hasta una conclusión sorprendente y escenifica el miedo mismo. Michele Amitrano, de nueve años, de repente se encuentra lidiando con un secreto tan grande y terrible que ni siquiera puede contarlo. Y para enfrentarlo, tendrá que encontrar la fuerza correcta en las fantasías de un niño, mientras el lector es testigo de una historia doble: la que se ve con los ojos de Michele y la trágica, que involucra a los grandes de Acqua Traverse, una fracción de tierra miserable dispersa entre los campos de trigo. El resultado es una poderosa historia de felicidad narrativa absoluta, donde se pueden respirar atmósferas que van desde Clive Barker hasta las aventuras de Tom Sawyer y la fábula italiana de Calvino. La historia se desarrolla en el tórrido verano de 1978 en el campo de un sur no identificado de Italia, pero evocada con una fuerza descriptiva rara. En este paisaje dominado por el contraste entre la deslumbrante luz del sol y la oscuridad de la noche, Ammaniti alterna, con sabios giros, la comedia, el mundo de las relaciones infantiles, el lenguaje y la sabiduría divertida de los niños, su tenacidad, el fuerza de la amistad y la tragedia de la traición.

 

¡Únete al resto de viajeros!

Si estás disfrutando del blog no te puedes perder las redes sociales. Más de 25.000 viajeros y viajeras forman parte de la comunidad Elblogdeidiomas. ¡Síguenos y forma parte del equipo!
¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Únete al resto de viajeros!

Si estás disfrutando del blog no te puedes perder las redes sociales. Más de 25.000 viajeros y viajeras forman parte de la comunidad Elblogdeidiomas. ¡Síguenos y forma parte del equipo!
close-link