fbpx

La receta de las políglotas  

¡Compártelo con quien tu quieras!

La receta de las políglotas  

Aprender un idioma extranjero “porque todo el mundo lo aprende o para aprobar un examen oficial” no durará mucho, así que decide para qué necesitas saberlo. El objetivo puede ser cualquier cosa: desde uno serio, por ejemplo, conseguir un puesto en una prestigiosa firma, hasta uno entretenido, como “Quiero entender qué está cantando Sting”. Lo principal es que tu objetivo te motive y de todas las formas posibles fortalezca tu deseo de aprender inglés.

Al comienzo de la capacitación, tome al menos algunas lecciones del maestro

Todos hemos leído sobre cómo los políglotas aprenden cualquier idioma por su cuenta. Sin embargo, muchos políglotas escriben en blogs y, a menudo, indican que comenzaron a aprender el idioma con un maestro y, después de aprender los conceptos básicos, pasaron al autoaprendizaje. Te recomendamos que hagas lo mismo: el profesor te ayudará a sentar una base sólida de conocimientos y, si lo deseas, puedes construir los siguientes “pisos” tú mismo.

Habla en voz alta desde el primer día de aprendizaje de un nuevo idioma.

Incluso si estás aprendiendo tus primeras diez palabras, decirlas en voz alta te ayudará a memorizar mejor el vocabulario. Además, desarrollará gradualmente la pronunciación correcta. Desde el primer día, busca gente con quien hablar. Para los principiantes, un profesor profesional será un “compañero” ideal para el desarrollo del habla oral, y desde el nivel Pre-Intermedio puede buscar un interlocutor en los sitios de intercambio de idiomas y perfeccionar sus habilidades orales con un hablante nativo.

Aprenda frases, no palabras sueltas

Cuando se trata de aprender palabras, nuestro consejo es siempre el mismo: solo aprenda palabras en contexto. Primero, una palabra en una frase se recuerda más rápido que una palabra arrancada de una oración con una traducción. En segundo lugar, al estudiar una palabra en contexto, conocerá no solo su significado, sino también las reglas para su uso. Muchos poliglotas dicen que es mucho más fácil y rápido aprender un idioma aprendiendo oraciones completas. Prueba esta táctica en inglés.

Acostúmbrese al sonido de un nuevo discurso para usted

Algunos políglotas aconsejan recurrir a esta técnica: escucha las notas en el idioma de destino, incluso si acabas de empezar a aprenderlo y entiendes el 10-20% de lo que se dijo. Lo explican por el hecho de que de esta forma te acostumbras poco a poco a las peculiaridades del sonido de un discurso extranjero, escuchas qué sonidos y entonación son característicos de él.

Por un lado, la recepción no es mala, por otro lado, no se adaptará a todos. Entonces, a algunos les cuesta escuchar una grabación en la que no saben muchas palabras. Cuando una persona no entiende casi nada, cae en un estado de frustración y ya no quiere aprender el idioma. Por lo tanto, sugerimos a los principiantes que acostumbren sus oídos al sonido del habla extranjera de una manera diferente. Y después de dominar algunas palabras, comience a escuchar los podcasts más simples, esto le facilitará escuchar hablar a hablantes nativos.

Leer textos en el idioma de destino

 Mientras lees los textos, ves cómo la gramática estudiada “funciona” en el habla y las palabras nuevas “cooperan” entre sí. Al hacerlo, utiliza tu memoria visual, que te permite recordar frases útiles. Puedes encontrar textos en cualquier idioma para principiantes en Internet, por lo que debes comenzar a leer desde los primeros días de aprendizaje del idioma. Algunos políglotas aconsejan practicar la lectura paralela, por ejemplo, leer el texto en paralelo en ruso e inglés. Así es como ves cómo se construyen las oraciones en el idioma de destino.

Mejora tu pronunciación

Paradoja: Parece que la pronunciación es la parte menos importante del aprendizaje de una lengua extranjera, pero muchos políglotas insisten en que se debe dedicar la misma cantidad de tiempo a mejorar la pronunciación que a mejorar otras habilidades. Por regla general, nadie puede explicar cuál es la conexión entre una pronunciación correcta y un buen conocimiento del idioma, pero para muchos políglotas, estos dos factores se desarrollan en proporción directa.

Por lo tanto, el cardenal Mezzofanti tenía la capacidad única de copiar con precisión la pronunciación de cualquier discurso extranjero, y se creía que fue este talento el que lo ayudó a encontrar rápidamente un idioma común con los extranjeros.

Haga ejercicio con regularidad

El principal secreto del políglota es el trabajo duro. No hay una sola persona entre ellos que diga: “Estudié inglés una vez a la semana y aprendí el idioma en 5 meses”. Por el contrario, los políglotas suelen estar enamorados de aprender idiomas, por lo que dedican todo su tiempo libre a ello. Estamos seguros de que todos pueden encontrar 3-4 horas a la semana para capacitarse, y si tienes la oportunidad de estudiar 1 hora al día, cualquier idioma te obedecerá.

Desarrollar la memoria

Cuanto mejor sea su memoria, más fácil será recordar nuevas palabras y frases. Aprender un idioma extranjero es un gran entrenamiento de la memoria en sí mismo, y para que este entrenamiento sea más productivo, use diferentes métodos de aprendizaje de idiomas. Por ejemplo, resolver crucigramas en inglés es una actividad divertida y útil tanto para el aprendizaje como para la memoria.

Aprender inglés a partir de canciones es otra gran idea práctica: puedes memorizar la letra de tu canción favorita de memoria, por lo que memorizarás algunas frases útiles.

Diviértete aprendiendo

Como ha visto, todo el mundo puede aprender idiomas extranjeros, independientemente de la “superdotación” y la cantidad de billetes. No hay nada difícil en los consejos de los políglotas para el aprendizaje de idiomas, todas las técnicas son accesibles para cualquier persona y se aplican fácilmente en la práctica. Trate de seguir estas pautas y diviértase aprendiendo.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *