fbpx

🤔 ¿Cuál es el idioma más fácil para aprender si eres hispanohablante? ¿Y el más difícil?

¿Cuál es el idioma más fácil para aprender si eres hispanohablante? ¿Y el más difícil?

Si entre tus resoluciones o propósitos para este nuevo curso que acaba de comenzar está el de estudiar un idioma nuevo, la pregunta que surge de inmediato es ¿Por dónde empezar? Como hispanohablante ¿crees que existen algunos idiomas que son más fáciles que otros o más difíciles de estudiar?

En este artículo trataremos de responderte a dichas preguntas, dadas las experiencias acumuladas en el mundo del lenguaje.

¿Cuál es la lengua más fácil para un hispanohablante?

Los especialistas aseguran que es imposible establecer criterios de mejor o peor por la facilidad o dificultad en el aprendizaje de una lengua extranjera; sin embargo no se puede ocultar que existen algunas generalidades que merecen la pena de destacar.

Coinciden también,  en que las lenguas con el mismo origen, o sea, las romances (portugués, francés, italiano, catalán, gallego, rumano, etc.) al tener estructuras muy parecidas resultan más fáciles para el aprendizaje de un hispanoparlante.

Está bastante claro, que si la enseñanza se basa en la comparación o contraste gramatical, puede ser sencillo para una persona adulta que tenga conocimiento básico de su propia gramática, los idiomas emparentados.

Parece fácil, pero, ¿lo es?

Parece lógico que cuando un hispanohablante estudia un idioma como el portugués, por ejemplo, pueda resultarle fácil la comprensión, sin embargo, a juicio de los especialistas lo que parece fácil, no lo es siempre. La aparente facilidad del primer momento, hace en muchas ocasiones que nos olvidemos de las no pocas dificultades, porque suelen pasar desapercibidas.

Tal vez, a buena parte de los hispanohablantes que no saben que el rumano es una lengua neolatina “les puede parecer exótica y lejana”. Pero al enfrentarse sin prejuicios al rumano escrito, como ha sucedido tantas veces, se darán cuenta de que existe cierta cercanía aunque no se conozca la lengua, como pasa con los otros idiomas de la misma familia lingüística.

Según estudios que se llevaron a cabo en la Universidad de Granada sobre la adaptación de niños migrantes de Rumania a España, “es sorprendente el nivel tan alto de adaptación que tienen esos niños en el sistema educativo europeo, sobre todo en francés y español”.

 Cuáles son los principales trastornos del lenguaje y cómo detectarlos

Para muchos que tienen al español como su lengua materna, estudiar inglés es un gran desafío, porque los estudiantes tienen asumidos que el inglés es un idioma bastante complicado, hasta el momento en que por fin entienden, que la gramática inglesa se basa en una secuencia lógica y mucho más simplificada que la gramática española a la que están acostumbrados. En resumen, aprender una nueva lengua puede resultar fácil en algunos de sus niveles y no en otros.

En el caso del alemán, para un hispanohablante puede resultar mucho más fácil en lo que respecta a la pronunciación, que el francés y el portugués, pero no en la escritura. Sin embargo, en lo que se refiere a la gramática del alemán, ésta es muy diferente a la del español y se vuelve sumamente difícil.

Para un hispanohablante existen dificultades para aprender lenguas cuyo sistema fonético difiere al del español, como es el caso del  francés. Ahora bien, fuera del conjunto de las lenguas romances y en términos de sonidos,  contrariamente a lo que se piensa, existe un idioma que sería más fácil para aprender para un hispanohablante: el japonés.

Efectivamente, el japonés hace gala de unos sonidos muy básicos y muy similares también a los del español. Por lo que la pronunciación es muy parecida entre ambos idiomas.

Los más difíciles

Los idiomas que no tienen nuestro alfabeto suelen ser los más difíciles de aprender para un hispanohablante. Por supuesto, las lenguas más alejadas de la gramática del español, son las más complejas para aprender, como sucede con el árabe o el chino.

  • “Primero, porque no son lenguas que se hablan de manera cotidiana”, en el contexto en el que vivimos.
  • “Segundo, porque no hay sistema de medición que le permita al alumno sentir que está avanzando.
  • Y tercero porque el español tiene 27 grafías, mientras que el mandarín, por ejemplo, tiene más de 250 mil”.

Otros factores que inciden en el estudio de una lengua

Existen otros factores a la hora del éxito para aprender un segundo idioma. Como el volumen de exposición fuera de la clase, o el historial de idiomas que la persona posee. Por ejemplo, estudiar inglés puede ser complicado en un principio para un hispanohablante. No obstante, una vez que se entienden las estructuras, aprender el idioma resulta ya bastante fácil.

Algunos expertos aseguran que cuantos más idiomas se manejen, incluso sin dominarlo plenamente, más facilidad se tiene para aprender y dominar otro.

Determinados aspectos  como la obligación y la supervivencia en esa lengua extranjera, hace que la persona busque otros métodos para comunicarse.

Además, recuerda que si quieres obtener un título oficial de cualquier idioma, aquí te dejamos la plataforma online número 1.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *