fbpx

“Gotta,” “Gonna,” y “Wanna”

“Gotta,” “Gonna,”  y “Wanna”

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Una de las razones por las que es difícil entender lo que oyes en inglés es que acortamos muchas palabras. Seguramente sabes cómo hacemos las «contractions» formales (por ejemplo, reducimos «do not» a «don’t»).

Pero ¿sabías que también tenemos contracciones informales? Estas «informal contractions» son palabras que no las escribimos mucho, pero que las decimos un montón de veces en voz alta. “Informal contractions” son una de las muchas formas en que acortamos palabras en inglés oral. Se llaman “reductions”, o “reduced speech”, y te costará entender lo que oigas hasta que lo aprendas.

Contracciones en inglés: wanna

Vamos a ver de dónde viene wanna, cómo se construye y cómo se pronuncia. Significa lo mismo que want to, es decir, querer. Por ejemplo, I want to es Quiero. Wanna viene precisamente de esa construcción, de want to. De hecho influye en la pronunciación que muchos hacemos de I want to, que en vez de pronunciarlo como tal, directamente lo pronunciamos como si estuviese escrito I wanna /auana/.

Nosotros defendemos que las contracciones en inglés prácticamente han de crearse solas, de una deformación producida al hablar rápido. Aquí tienes un truco para que te salga de manera perfecta: ni más ni menos que decir rápido I want to go /aewanrugou/. Aplicando el truco de pronunciar la letra T como una R suave en español.

Entonces te saldrá automáticamente, porque cuando lo decimos un poco rápido, /aewanrugou/ se transforma en /aewannagou/ de forma natural. ¡Ahí tienes el famoso I wanna! Sale sencillamente de la deformación de hacer la T como una R suave en español, nuestra famosa letra clave. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Quiero ir – I wanna go.
  • Quiero decirte algo – I want to tell you something, que luego se acabaría diciendo, dicho rápido, como si fuese I wanna tell you something.
  • ¿Qué quieres decir? – What do you want to say?, que acabaría diciéndose, con velocidad, como si fuese What do you wanna say?

No obstante, de manera coloquial también se acepta que se escriba wanna en vez de want to, por lo que en función del contexto podrás hacerlo de una u otra forma. Aparece también en canciones, como en la famosa de las Spice Girls que dice If you wanna be my lover (Si quieres ser mi amante). O en otro tema, que dicen I wanna rock (Quiero rock). Otro ejemplo, más: Quieres estar ahí (You wanna be there).

Gonna

Gonna viene del futuro going to. Con ella sucede lo mismo que con otras contracciones del inglés, como wanna. Deriva de pronunciar going to cuando se habla rápido y de manera fluida. Y se forma de la misma manera. Así, por ejemplo, sucede en I am going to tell you something (te voy a decir algo). También en I am going to do it (Voy a hacerlo).

Al igual que sucede con wanna, viene de pronunciar la T como una R suave en español. Así, la última frase que acabamos de ver se diría I’m gonna tell you. Por ejemplo, Lo voy a comprar, que se escribiría I’m going to buy it, finalmente se acabaría diciendo y escribiendo I’m gonna buy it.

Gotta

De las tres contracciones en inglés que vamos a ver, gotta es la que menos se utiliza. No obstante, es bastante común encontrarla en canciones y películas. ¿De dónde viene? Pues de la expresión have got to. Por ejemplo, Tengo que ir es I have got to go, y también se podría decir y escribir I gotta go.

Al hablar, y al hacerlo rápido, esta expresión se pronuncia tan comprimida que al decirla sale el gotta de manera natural. Primero se contrae el I’ve got, y luego se une con el to go. ¿El resultado? I gotta go /aegaragou/. Nuevamente, tal como sucede en las otras dos contracciones en inglés, es el resultado de pronunciar la T como una R suave en español /gára/.

Además, es una expresión tan informal, que el I have pasa a ser un I’ve, y directamente, con el habla, el ve se omite, y todo se transforma en I gotta go. Veamos algunos ejemplos:

  • Tenemos un problema – We’ve got a problem, que acabaría siendo we gotta problem/wegarapráblem/.
  • Tienes que estar bromeando – You’ve got to be kidding, que se transformaría en You gotta be kidding.

Hay bastantes canciones en las que aparece el gotta. Por ejemplo, una bastante famosa de Black Eyed Peas que dice I gotta feeling (Tengo la sensación) that tonight is gonna be a good night (de que hoy va a ser una buena noche). Como puedes ver, en ella también aparece el gonna.

Como hemos comentado, esta expresión se usa muy poco en el lenguaje diario, aunque por supuesto, es necesario comprenderla y entender de dónde viene y lo que significa. De esta manera podrás reconocerla con facilidad.

Estas son las tres contracciones en inglés que os queríamos explicar. Pero si quieres ir más allá puedes hacerlo primero con el curso gratuito Save Your English. Si después te animas y quieres pasar de tu nivel a bilingüe, puedes hacerlo con el curso YouTalkTV Plus.

¿Quieres obtener un título oficial de inglés? Bien, aquí os dejamos la plataforma online número 1.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *