fbpx

El idioma español para los franceses

¡Compártelo con quien tu quieras!

El idioma español para los franceses

Los españoles tenemos la creencia y no se sabe por qué, de que un extranjero tiene muchas más facilidades para aprender nuestro idioma que nosotros el suyo. Especialmente, nos sucede con el francés; sin embargo, son muchos los del país vecino quienes piensan todo lo contrario. En este artículo te mostramos las dificultades que tienen los francés para pronunciar ciertos sonidos españoles y de entender algunos aspectos de nuestra gramática y eso, que la gramática española es famosa porque se escribe tal como se pronuncia o se pronuncia tal como se escribe a decir de ellos y por tanto debe ser más asequible.

La “g” y la “rr”

Cuando un francés se inicia en el español se percata de que no puede pronunciar determinados sonidos como la “g” que se aclara en la garganta o la “erre” que rueda a decir de él. Estos dos sonidos siempre les resulta complicados o muy complicados de pronunciar, porque no existen en el francés y por consiguiente, son bastante difíciles de entender para muchos franceses.

Los verbos ser y estar

Naturalmente, nosotros casi nacemos sabiendo cuando se debe pronunciar ser y cuando estar, pero no un francés. El hecho es que estos dos verbos significan en español “ser”, pero se usa de forma muy diferente.

El verbo “ser” indica un carácter permanente de una persona y por tanto es inmutable por ejemplo. Soy español = soy español. En cambio el verbo “estar” siempre que permita situarlo en el espacio y el tiempo indica la condición temporal de una persona (ejemplo. Estoy cansada: estoy cansado). Resolver esta cuestión le cuesta mucho al francés, porque su idioma no lo distingue.

El acento tónico

El acento tónico es otra diferencia muy notable que existe entre los dos idiomas, pues su presencia en el español contribuye a hacerlo más musical para aquél que tiene el acento francés. Para los nativos del país vecino esto hace que el español sea un idioma agradable de escuchar.

Algunos errores que cometen los estudiantes franceses

La gente joven sobretodo intenta coger un atajo para aprender más rápido en español y como es natural incurre en errores que luego tienen que corregir. Tal es el caso de intentar inventar una palabra española a partir de una palabra francesa añadiendo una “o” o una “a” al final, ¡Naturalmente no funciona! Los que más suelen utilizarlo son los alumnos de secundaria pero la técnica no funciona y resulta ser una técnica desastrosa.

Para los franceses la  velocidad de habla de los españoles es muy rápida lo que según ellos hace que a veces seamos difíciles de entender.  Por otro lado, les resulta difícil la conjugación de los verbos. Para ellos se trata de hacer malabares con los verbos irregulares, con  la concordancia de los tiempos o el uso del subjuntivo imperfecto.

Son dos lenguas hermanas

A pesar de lo que llevamos expuesto, entre el francés y el español existen muchas similitudes que permite al francés que está estudiando español que lo aprenda mucho más rápido que otras lenguas, por ejemplo, el alemán. Lo cierto es que los dos idiomas son dos lenguas romances por lo que tienen multitud de palabras que derivan del latín.

Al ser dos lenguas romances tienen multitud de palabras derivadas del latín.  De esta forma un gran número de palabras tienen la misma raíz y es fácil reconocerlas. Esto quiere decir que, toda persona que hable francés ya tiene un vocabulario importante en español compuesto por muchas palabras. Por ejemplo, las palabras francesas que terminan en -tion / -ion tienen su gemelo en español, algunos ejemplos:

  • Ablution

“Ablución”

  • Addition

“Adicción”

  • Adoption

“Adopción”

  • Ambition

“Ambición”

  • Audition

“Audición”

  • Aviation

“Aviación”

  • Citation

“Citación”

  • Coaction

“Coacción”

  • Creation

“Creación”

  • Datation

“Datación”

  • Delation

“delación “

  • Devotion

“Devoción”

  • Dilation

“Dilación”

  • Donation

“Donación”

  • Dotation

“Dotación”

  • Ediction

“Edicción”

  • Election

“elección”

Más similitudes

  • Otra similitud, y no menos importante, es que ambos idiomas tienen el mismo alfabeto de 26 letras. Son las mismas letras, por lo que es más fácil para un francés que aprende español asimilar este idioma y escribirlo.
  • También es una ventaja que los nombres femeninos en francés suelen ser femeninos en español, y también los masculinos. Esto evita las equivocaciones sobre el uso del género. Pero hay, sin embargo, excepciones que deben observarse, como por ejemplo “la langue” que significa “el idioma” y que para todo eso utiliza un artículo definido diferente.
  • Finalmente, en lo que respecta a la conjugación, el francés y el español tienen cada uno tres grupos de verbos. El francés tiene verbos que terminan con er / ir y re y los verbos españoles que terminan con ar / er e ir. Por lo tanto, la conjugación es más comprensible para un francés que está aprendiendo español, o viceversa.

Tanto para el francés que aprende español como al español que estudia el francés les viene bien compartir estos consejos que permite el aprendizaje de la lengua en estudio de una manera mucho más rápida:

  • Tomar lecciones de español/francés para aprender los conceptos básicos de gramática / conjugación.
  • Ver series / películas en español/francés
  • Leer libros en español que ya conoces en francés o viceversa
  • Atreverse  sin cortapisa alguna a hablar en el idioma que estás aprendiendo aunque cometas errores
  • Escuchar música en español/francés
  • Traducir letras de canciones
  • Escuchar a las personas que hablan español/francés  a su alrededor
  • Participar en reuniones de intercambio de idiomas que son muy eficaces
  • Escuchar la radio y la televisión locales
  • Escribir vocabulario en un libro de vocabulario.
¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *