fbpx

¿Es tan difícil hablar alemán?

¿Es tan difícil hablar alemán?

El alemán es un idioma que tiene fama de difícil entre los españoles, y también para los que hablan lenguas derivadas del latín, pero, aun así, hay muchos motivos para aprenderlo. Además, si hablas inglés, puede que te resulte más sencillo ya que mucho vocabulario tiene similitudes con la lengua anglosajona.

¿Es tan difícil hablar alemán?

Sabemos que el mundo está lleno de tópicos y lógicamente resulta que no todos se ajustan a la realidad, así que nos podemos preguntar ¿verdaderamente es tan difícil el alemán como se dice? Naturalmente, el aprendizaje del idioma será un proceso más  lento que estudiar un idioma que está emparentado con el tuyo, pero, seguro que poco a poco le vas a ir cogiendo el tranquilo y lograrás dominarlo si pones empeño en ello.

A continuación vamos a abordar algunas de las características del alemán para que rápidamente te des cuenta de  lo que te vas a encontrar si te decides a aprender este idioma germánico de enorme utilidad y por ello tan hablado en el mundo.

Tiene normas muy definidas

 Bien y comenzando por lo más sencillo y directo te diremos que, aún cuando su sonido es bastante extraño para nosotros los españoles y latinos, aprender la pronunciación del alemán no va a resultar tan difícil, por como ventaja  a diferencia del inglés tiene unas normas muy definidas.

Vocabulario germánico, anglosajón y latín

Puede parecer que al entrar en el terreno del vocabulario ya empezamos a complicarnos un poco. Esto es verdad porque la mayoría de las palabras del alemán son de origen germánico (naturalmente), y es por ello que no te va a recordar en nada al castellano, sin embargo, muchas que se utiliza de ordinario se asemejan bastante al inglés.  Y una cosa más a nuestro favor es que la mayoría de las palabras alemanas cultas suelen ser venir del latín.

El alemán, la lengua de la filosofía

Efectivamente el alemán es la lengua de la filosofía producto de una cultura y de una historia, que lógicamente se ha de reflejar en su idioma enriqueciéndolo con un buen número de vocabulario y no menos cantidad de matices. El alemán se tiene ganado la fama del idioma del siglo XX dada su importancia y aportación al arte contemporáneo.

Declinación y Formación de palabras

 También es cierto que la formación de las palabras en el idioma alemán ofrece ciertas dificultades, porque muchas palabras están conformados por la combinación entre varias palabras. Los pronombres, adjetivos y sustantivos se declinan en alemán.

Además, el alemán cuenta con género neutro, masculino y femenino y la construcción del plural es más difícil que en castellano. Sin embargo, la conjugación de los verbos es mucho más sencilla que la del español, al tener menos tiempos sus verbos. Por otro lado los verbos irregulares resultan ser más fáciles

Pronunciación del alemán

Para saber cómo pronunciar en alemán, hay que aprender los sonidos de las vocales, consonantes y los diptongos. A diferencia del inglés, que NO es fonético, se puede aprender las reglas de pronunciación para saber hablar alemán correctamente. No es que desde el primer momento vayas a pronunciar correctamente, pero las reglas son fijas y tendrás que practicar los distintos sonidos.

¿Qué son las declinaciones y los casos?

Hemos dicho ya que en alemán tanto los demostrativos como sustantivos y adjetivos se declinan, pero ¿qué significa esto?

Los casos reflejan la función que una palabra realiza en una frase. En español para hacer esto solemos recurrir al uso de preposiciones pero en alemán se utilizan para los complementos circunstanciales. En alemán existen cuatro casos:

  • Nominativo: indica el sujeto, es decir, quién realiza la acción.
  • Acusativo: se corresponde con el Complemento Directo en español, es decir qué o quien recibe la acción del verbo.
  • Dativo: se corresponde con nuestro complemento indirecto, indica qué o quién recibe la acción indirecta del verbo.
  • Genitivo: indica la pertenencia de un modo parecido al genitivo sajón del inglés.

Las declinaciones son en consecuencia los sufijos que se añaden a las palabras en función del caso en el que se utilizan, es decir, de la función que ejerzan en la frase. Dicho de otro modo, el mismo nombre tendrá una terminación diferente si en la frase funciona como sujeto o como complemento directo.

Estructura básica de una frase en alemán

Si has leído hasta aquí, seguramente tengas bastante claro que el orden de las palabras dentro de la oración tiene bastante importancia en alemán.

Las palabras se ordenan en grupos dentro de las oraciones conformando el sujeto, el verbo y los diferentes complementos así como partículas, estos grupos son los que tienen que tener un determinado orden.

En las frases enunciativas y en las interrogativas con pronombre, el verbo se sitúa siempre en la segunda posición. En las interrogativas sin pronombre y las imperativas va en la primera posición, es decir, inicia la frase.

El sujeto nunca se omite.

La frase más simple estará formada por un sujeto y un verbo intransitivo:

  • Ihr geht (vosotros vais)

Con los verbos transitivos que requieren complementos las oraciones se complican un pocos más: sujeto + verbo+ complemento

  • Sie sehen uns (Ellos nos ven)

Si hay más de un complemento, estos se van sucediendo en orden de importancia

  • Ich gebe die Information dem Polizist (Yo doy la información al policía)

Vocabulario básico para viajar

Como sabemos a la hora de realizar un viaje a un país extranjero tenemos muchas maneras de hacernos entender por los nativos; no obstante, es bueno y agradecido por ellos aprendernos unas frases básicas de su idioma, porque es una muestra de respeto hacia ellos y hacia su cultura. Por eso no está de más que aprendas unas frases básicas en alemán.

  • Buenos días: Guten Tag.
  • Hola (informal): Hallo
  • Buenos días: Guten Morgen
  • Buenas tardes: Guten Abend
  • Buenas noches: Schönen Abend noch
  • Buenas noches (al irse a dormir): Gute nacht
  • Adios: Auf Wiedersehen
  • ¿Cómo estas?: Wie geht’s?
  • Bien, gracias: Danke, gut.
  • Por favor: Bitte
  • Gracias: Danke sehr
  • De nada: Bitte sehr!
  • Si: Ja (yah)
  • No: Nein.

Por último, os recordamos que podéis encontrar todas las convocatorias disponibles en la plataforma online número 1.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *