fbpx

¿Cuáles son las ventajas de crecer en una familia bilingüe?

¡Compártelo con quien tu quieras!

Familias bilingües

En muchos países suele ocurrir que los niños aprenden a hablar dos o más idiomas al mismo tiempo, para utilizarlas a diario con  el propósito de comunicarse con la gente de su entorno.

En naciones como EE.UU. donde se hablan varios idiomas, aunque existe uno dominante, el inglés, muchos padres han de hacer frente al dilema de enseñar a sus hijos solo en este idioma por ser la lengua dominante, o mejor educarlos para que sean bilingües. Pero…

¿Qué significa ser bilingües?

 Tal vez sea bueno recordar que ser bilingüe significa expresarse correctamente en dos idiomas y transmitir con total claridad en ambos idiomas sus pensamientos. En cambio, ser plurilingüe hacer es lo propio en más de dos idiomas.

Pero ¿qué sucede en EE.UU? Mucha gente piensa que la lengua oficial de este país es el inglés, debido a que existen muchos países que tienen una lengua oficial. Pero en los EE.UU no sucede lo mismo. En este gran país en el 2004 se hablaba alrededor de 336 lenguas; aunque en Nuevo México existen dos idiomas oficiales el inglés y el español, como también en Luisiana son oficiales el inglés y el francés y en Hawái el Hawaiano  y el inglés, con esto queremos decir, que el bilingüismo para el norteamericano no es ninguna novedad

¿Qué tiene de positivo ser bilingüe?

Se ha constatado a través de sendos estudios que los niños bilingües son más creativos y suelen desarrollar bastante mejor las habilidades de resolver problemas. También hablar la segunda lengua ayuda al desarrollo de las habilidades cognitivas, que van a facilitar al niño aprender otras lenguas en el futuro.

¿Qué inconvenientes no ser bilingüe en determinados casos?

Un caso que se da con cierta frecuencia es que si padres e hijos no hablan la misma lengua en casa, la comunicación entre sí ofrece dificultades. Los padres pueden perder cierto control sobre sus hijos y, con el tiempo, estos podrían recibir influencias negativas, como las procedentes de pandillas o bandas, a fin de recuperar un sentido de pertenencia que dejaron de sentir en su propia casa.

¿Deben los padres fomentar el bilingüismo en sus hijos?

Las experiencias dicen que sí. Entonces ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos a ser bilingües?

Existen varios métodos, pero nosotros vamos a hacer especial hincapié en dos para ayudar a un niño a ser bilingüe. De todas formas, todas las experiencias suelen remitirse a exponer a los niños a la influencia de ambos idiomas cualesquiera que sean, para ayudarles a entender la importancia de cada lengua.

Recomendamos dos enfoques

  • El primero, es el enfoque un padre, una lengua. Este sistema necesita que cada padre hable una lengua distinta en casa desde el principio, es decir, desde el nacimiento del niño. En este caso la madre podría hablarle al niño en español, en tanto el padre utilizaría el inglés para comunicarse con él.
  • El segundo, sería el método de la lengua minoritaria en casa que consiste en que los padres establezcan un uso para cada lengua. En este caso sería que mientras en casa los niños solo hablan en español, en la escuela hablarán en inglés.

Una recomendación importante

El niño tiene que seguir siendo niño, es decir, cuando se le exponga a una segunda lengua, los padres no deberán bajo ningún concepto olvidarse de sus aficiones y compaginarlas con sus idiomas. Es decir, si le gusta practicar algún deporte, lo mejor es vea con alguno de sus padres la práctica de dicho deporte en uno de los canales que lo emiten en español. Si también le gusta la música lo mejor es sintonizar con los últimos álbumes de artistas que canten en inglés y en su lengua materna, por ejemplo.

Falsas creencias

Los agoreros sin base que los confirme suelen difundir la falsa idea de que el bilingüismo supone una pérdida cultural. Es natural que si su hijo crece y se educa en país distinto a su país de origen, lo más probable es que pierda algo de la cultura y de los vínculos con ese país; pero de usted depende trasmitirle o no a su hijo su herencia cultural.

Los niños que aprenden la lengua materna de sus padres se pueden comunicar con sus parientes y reforzar sus lazos familiares más allá de las fronteras. Además, es muy probable que quieran aprender la historia y las tradiciones del país natal de su familia. Entender de dónde vienen ayuda a los niños a desarrollar una fuerte identidad y les ayuda a determinar hacia dónde quieren ir en el futuro.

La educación de un hijo bilingüe

Para enseñar a un hijo a ser bilingüe los padres tienen que ser consciente de que se trata de un gran reto para los padres y para el niño, por esa razón, hay que emprender el camino con decisión, sin dudas al respecto, pues unos padres que no están convencidos, no podrán bajo la pena del fracaso, convencer a sus hijos.

Los padres siempre tendrán en cuenta que enseñar a sus hijos a ser bilingües les puede beneficiar y mucho porque les ayudará a reconocer la importancia de su cultura y de su herencia, así como a desarrollar una fuerte identidad personal. Facetas importantes que les será de gran utilidad en el trabajo cuando sean adultos.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *