fbpx

8 consejos para aprender alemán

¡Compártelo con quien tu quieras!

8 Consejos para aprender alemán

Piensa que no eres perfecto. ¿Recuerdas cuando aprendiste a andar en bicicleta? ¿Condujiste perfectamente desde la primera vez que te sentaste en el sillín? Pues desde la misma manera cuando aprendes un nuevo idioma, tendrás que cometer errores y no por esta razón debes avergonzarte y mucho menos desistir.

Has de tener una razón para aprender

Antes de emprender la aventura de pensar qué tipo de materiales debes adquirir para comenzar tus estudios y en el método que vas a emplear, es preferible dar un paso hacia atrás hasta encontrar y comprender la razón por la que quieres hablar alemán

Procura divertirte estudiando

Has de recordar en todo momento que el lenguaje es ante todo comunicación oral, pues el alfabeto escrito de cualquier idioma, en este caso el alemán, es solamente una reunión de símbolos que se utilizan para representar los sonidos del idioma, y no debes esperar que seas capaz, por lo menos durante bastante tiempo que capte todos los matices de sonido y entonación.

Por esta razón debes desde el principio intentar de de desarrollar un “buen oído” para el alemán. Una forma fácil y divertida de hacerlo es escuchando música y viendo películas alemanas.

Superar los problemas desde el comienzo

Al aprender un idioma extranjero, es común que las habilidades para escuchar se desarrollen más rápidamente que las habilidades para hablar, dejando al alumno en la desafortunada situación de poder comprender, pero incapaz de responder. Una buena forma de superar este problema es hablar consigo mismo tanto como sea posible. Debido a que no hay nadie más alrededor, no se sentirá abrumado por la inhibición que con tanta frecuencia agobia al estudiante de idiomas principiante.

Organiza tu casa como una mini Alemania

En un principio no es necesario vivir o visitar Alemania para encarar el idioma alemán. Afortunadamente hay diversas formas crear un ambiente ideal para sumergirte en el idioma alemán dentro de propia casa.

Por ejemplo:

  • Una buena idea es hacer que tu computadora sea multilingüe y mejor aún, por su resultado es convertirla en un sistema solo alemán.

Usa las tarjetas didácticas

Uno de los mejores consejos que podemos darte es crear y usar tarjetas didácticas. Confecciona tarjetas que sean pequeñas como para llevarlas fácilmente contigo, y escribe el español en un lado y el alemán en el otro. Asegúrate de tener  siempre algunas tarjetas contigo. De esta manera, podrás capturar el tiempo “perdido o de ocio” (hacer cola, viajar en autobús, esperar a que comience la clase, etc.) y convertirlo en tiempo de estudio productivo. Incluso si solo tienes un par de minutos, puedes usarlo para estudiar algunas flashcards.

Que no cunda el desánimo

Por supuesto, es casi imposible que el progreso en el aprendizaje de cualquier materia y menos aún de idiomas no describe una línea recta. Por lo tanto, no debes esperar hacer el mismo progreso, día tras día, semana tras semana. Es probable que a veces tengas dificultades, y parezca que no progresas. No debes desanimarte por ello, pues es normal llegar a mesetas en tu progreso de aprendizaje. Si te encuentras “atascado”, intenta pasar tiempo retrocediendo y revisando cosas que ya sabes bien. A menudo, esto te ayuda a prepararte para pasar al siguiente nivel.

Es muy importante practicar con nativos

Para avanzar en tus estudios de alemán de la manera más rápida, procura hablar desde el primer día que comiences a aprender alemán. Este enfoque de hablar desde el primer día es la forma más rápida y eficaz de aprender alemán, especialmente si habla con hablantes nativos de alemán.

Por último, concéntrate en las partes fáciles del alemán

Mucha gente piensa que el alemán es un idioma realmente difícil de aprender. No compro ese punto de vista.

De hecho, el alemán tiene muchas cosas a su favor que lo hacen considerablemente más fácil que muchos otros idiomas. Al aprender alemán, el truco consiste en concentrarse en aquellas partes del alemán que son fáciles de aprender. Además de eso, puede encontrar trucos para ayudarlo a sortear las partes que se perciben como más difíciles.

Conclusiones:

Aprender alemán, o cualquier otro idioma, requiere un largo período de exposición sostenida al alemán. No aprendiste tu primer idioma en unos meses, así que no creas que vendrá un segundo más rápido. Incluso un bebé escucha mucho antes de hablar. No se desanime si la marcha parece lenta. Y utilice todos los recursos a su disposición para leer, escuchar, escribir y hablar:

  • Encuentra tu gran razón para aprender alemán
  • Sumérjase en el idioma alemán creando una Mini-Alemania en tu hogar
  • Haz un uso inteligente de los trucos lingüísticos
  • Use conectores de conversación para sonar fluido y ganar tiempo
  • Habla desde el primer día, especialmente con hablantes nativos
  • Date cuenta de que el alemán es mucho más fácil de lo que crees
¡Compártelo con quien tu quieras!

1 respuesta

  1. María bastidas dice:

    Me encanto la forma tan sencilla

    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *