🐍¿Qué le pasó realmente a Cleopatra? - Elblogdeidiomas.es

🐍¿Qué le pasó realmente a Cleopatra?

Qué le pasó realmente a Cleopatra
¡Compártelo con quien tu quieras!

La historia de Cleopatra cuenta con episodios fascinantes. Capaz de urdir tácticas inverosímiles para atraer la atención del Cesar. Llena de audacia para zafarse de las garras de su propio hermano Ptolomeo XIII.

Su vida se desarrolla asediada por un cúmulo de circunstancias que la lleva a tomar decisiones complicadas. Pero, ¿qué le pasó realmente a Cleopatra?

Hablamos de Cleopatra reina de Egipto

Octubre del 48 antes de Cristo, la “reina del drama” como apodaban a Cleopatra toma una decisión importante. La última reina de Egipto contaba con 21 años. En su mente guardaba un plan que llevó a la práctica de una manera muy arriesgada.

Antiguo Egipto ilustración

Poniendo en práctica su astucia hizo acto de presencia en el palacio de Julio César envuelta en una alfombra, al objeto de granjearse sus simpatías y de esta forma salvar su vida y el trono de Egipto que era pretendido por su hermano.

La rebelión de la hermanastra de Cleopatra

Fue en el año 58 a.C, cuando Ptolomeo XII Auletes tuvo que marcharse de Egipto y huir a Roma después que su hija Berenice IV hermanastra de Cleopatra se alzara en rebelión. Esta había matado a su marido y a su propia madre tras despojar del trono de Egipto a su padre. Cuando se exilió Auletes éste se llevó consigo a la pequeña Cleopatra que contaba con 11 años de edad.

Auletes recupera el trono

Pasados tres años Auletes se marcha de Roma llevando consigo a Cleopatra y su ejército. Una vez en Egipto su primera acción consistió en ejecutar a su hija para recuperar el Trono, mientras Cleopatra observa los hechos con total pasividad, pues había aprendido que no podía confiar en nadie, porque nada era seguro, pues tenía conciencia de la maldad de sus hermanos quienes eran capaces de matarla. Luego sería ella la que asesinara a los tres hermanos que vivían.

Cleopatra reina de Egipto

Cuando muere Auletes Cleopatra con 18 años es designada reina de Egipto y cumpliendo las leyes egipcias tuvo que casarse con su hermano Ptolomeo XIII que tenía 10 años. Al cabo del tiempo Tolomeo maquinó asesinar a su hermana para quedarse el trono. Cleopatra fue avisada de la conspiración y logró huir a Siria.

A la misma vez en Roma se sucedían hechos muy importantes. Había estallado la guerra civil entre Pompeyo y Julio César que pugnaban por el poder de la República siendo vencedor César mientras que los mismos egipcios, que le ayudaron en su día le cortaron la cabeza a Pompeyo. Cuenta la historia que cuando César fue en busca de su enemigo a Egipto, le regalaron su cabeza. Pero Cesar en vez de alegrarse se echó a llorar.

La agudeza del César

El instigador de la muerte de Pompeyo fue el marido de Cleopatra que de esta manera quería ganarse la amistad de César, pero a las pocas horas de estar en el palacio de los ptolomeos, debido a su sagacidad se dio cuenta de que la casa estaba dividida.

Al enterarse Cleopatra de que el César estaba en Egipto, partió desde Siria a escondida, haciendo caso omiso de la orden de su hermano de matarla si la veían merodeando por allí. Es entonces, cuando se produce tal vez el encuentro más memorable de la historia.

El regalo de Cleopatra a César

Respecto de la historia de Cleopatra corre la creencia de que ésta era una mujer vulgar sin ilustración alguna y nada está más lejos de la realidad. Cuando Cleopatra se presentó ante el César era una mujer ilustrada, le apasionaba la astronomía, hablaba más de nueve idiomas.

Muy perspicaz hasta el extremo de  averiguar por sí misma los anhelos del César; la gran habilidad de Cleopatra era adelantarse a cumplir los deseos de los hombres a los que quería conquistar.

La astucia de Cleopatra

En Palacio César de 52 años, casado, mujeriego y simpatizante hacia a todo aquel que corre riesgos por alcanzar sus deseos, no esperaba recibir un regalo tan original, pues Cleopatra, ansiosa por estar junto a él, por ser la única esperanza que le quedaba para recuperar el trono de Egipto, debía entrar en su país sin que nadie la viese, al objeto de zafarse de la sentencia de muerte que recaía sobre ella por mor de su marido y hermano.

Con gran astucia Cleopatra le pide a una criada que la enrolle en una alfombra y la lleve al palacio de Julio César. Por fin, logra penetrar hasta las  mismas dependencias de César sin que nadie la vea. Una vez allí Cleopatra surge de la alfombra sorprendiendo al César y frente a él despliega hábilmente su carácter arrollador que seduce al César. Cleopatra se jugaba todo. El sexo o la muerte.

La muerte de Cleopatra

Sobre la muerte de Cleopatra hay varias versiones. Después de su amorío con Julio César, Cleopatra conoce a Marco Antonio con quien mantuvo una relación de 13 años de la cual tuvieron tres hijos. Según numerosos historiadores, la historia más real es la siguiente:

En el año 31 a.C. las fuerzas de Marco Antonio y Cleopatra fueron derrotadas por las de Octavio en la batalla de Actium sellando de esta manera el trágico destino de los dos. Asediado por las tropas de Octavio en Alejandría, Marco Antonio recibe la falsa noticia de que la Reina de Egipto había muerto y se clava su propia espada. Cuando la noticia llega a Cleopatra y conocedora de los planes de Octavio de exhibirla como prisionera para su humillación pública, ésta también decide terminar con su vida con el veneno de una serpiente.

Resumiendo

La historia de Cleopatra podemos catalogarla como lo que es una historia de seducción e instinto de supervivencia, por supuesto que no de amor. Pero a Cleopatra no le quedaba más remedio que utilizar sus armas de mujer y recurrir a la única táctica que le podía dar la victoria. Tenía que jugarse el todo por el todo, pues era la única salida que tenía para no morir.

1.5/5 - (2 votos)
¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.