fbpx

Consejos para memorizar palabras nuevas más rápido

Consejos para memorizar palabras nuevas más rápido

No importa como sea tu conocimiento gramatical, si no sabes ninguna palabra con la que puedas practicarla, no llegarás muy lejos con tus habilidades lingüísticas: el vocabulario abre puertas a nuevos mundos y hace que el aprendizaje sea divertido y satisfactorio.

Pero aumentar el conocimiento del vocabulario es como una dieta: hay que esforzarse y no hay ni un truco de magia ni un secreto ni un enfoque determinado que funcione para todos. Todos tienen que encontrar lo que les funcione; pero ser paciente, establecer metas realistas y recompensarse si las logra son estrategias complementarias a cada uno de los siguientes puntos.

Utilice técnicas mnemotécnicas

Una forma popular de memorizar palabras nuevas es el uso de mnemotécnicos, que consisten en atajos mentales que ayudan a recordar palabras o conceptos más complejos. Por ejemplo, puedes crear asociaciones entre palabras:

  • si no recuerdas cómo se escribe la palabra “alojamiento”, recuerda que tiene “two Cots” (dos catres) que necesitan “ two Mattresses” (dos colchones). O puedes pensar en un acrónimo: por ejemplo, cuando tienes que ir a la TIENDA a comprar espaguetis, tomates, aceitunas, arroz, huevos. El problema, por supuesto, es que todavía tienes que memorizar el acrónimo, la canción o la asociación, pero con un poco de práctica, serás bueno para crear conexiones creativas y útiles. Y cuanto más pienses en las siglas y asociaciones, más recordarás las palabras que las acompañan.

Cree un entorno de aprendizaje

Cuando estudies en el extranjero, escucharás y leerás el idioma en todas partes y aprenderás mucho más rápido con una inmersión total. Pero no es necesario que estudies en el extranjero para aumentar gradualmente la cantidad de vocabulario que conoces; puedes crear una atmósfera estimulante y reconciliadora dondequiera que estés: compra revistas o libros en el nuevo idioma, mira películas y cocina (o come) comida local.

Pon las palabras en contexto

Una buena idea para aprender más palabras rápidamente es ponerlas en contexto: en lugar de escribir listas de palabras aleatorias, intentas ponerlas en oraciones. De esta manera, sabrás cómo se usa normalmente la palabra. Además, si se te ocurren frases divertidas, será más fácil memorizarlas. Dependiendo de cómo aprendas, también puedes hacer dibujos o buscar imágenes que complementen las frases y colocarlas dentro de su “hábitat natural”.

Aprenda de situaciones de la vida real

Hablando de situaciones cotidianas: películas, series de televisión, libros, podcasts o canciones no solo son una excelente fuente para las palabras más comunes, también pueden ayudarte a memorizar vocabulario porque siempre están asociadas con una escena, una persona, o un evento real. Por lo tanto, intenta leer libros o películas en el idioma original (con subtítulos) e intenta comprender el significado de las palabras. Si ves o escuchas una oración que no entiendes, escríbela, búscala y comienza a memorizarla.

Lleva tu aprendizaje al siguiente nivel

Si deseas llevar el aprendizaje de idiomas al siguiente nivel, deje espacio para mapas mentales con palabras, sinónimos o antónimos asociados. Si deseas aprovechar al máximo su proceso de aprendizaje, trate de no traducir la palabra a su idioma nativo, sino explíquela y descríbela en el idioma que estás tratando de aprender.

Encuentra las herramientas que funcionan para ti

Todos aprenden de manera diferente, por lo que si aún no sabes lo que funciona para ti, prueba tantas formas y combinaciones como sea posible: memorizar tarjetas, aplicaciones, listas, juegos o post-its son excelentes maneras de memorizar palabras. Lo mismo ocurre con el tiempo que dedicas al aprendizaje: algunos prefieren establecer momentos precisos, otros aprenden de forma más espontánea. Independientemente del enfoque que elijas, asegúrate de seguir el ritmo; después de todo, la práctica conduce a la perfección.

Hazlo interactivo

Así como es importante encontrar las herramientas adecuadas que funcionen para ti, también es crucial hacer que la experiencia de aprendizaje sea lo más amplia posible: no solo lee las palabras de tarjetas o listas, escucha cómo se dicen, repítelas en voz alta y escríbelas o digitalízalas. Cuanto más hagas de tu encuentro con las palabras una experiencia para los cinco sentidos, mejor. Después de todo, ¿por qué no comer helado mientras aprendes cómo se llaman los diferentes sabores?

Concéntrate en palabras útiles

Si quieres mejorar tu vocabulario porque quieres trabajar para una empresa de marketing en el extranjero, probablemente no necesites leer las novelas de Shakespeare o concentrarte en las palabras usadas en la Edad Media. Cuanto más práctico y extendido sea el vocabulario de tu trabajo, tus aficiones y tus conversaciones reales, más fácil será aprender las palabras; Además, podrás utilizarlos con más frecuencia y memorizarlos más rápido. Es como un juego: puedes recompensarte cada vez que uses una determinada palabra en una conversación.

Repite y repite de nuevo.

Recuerda no solo repetir palabras comunes, sino también “cosas viejas” que creas que ya ha memorizado. No tienes que mirar las palabras “antiguas” con tanta frecuencia como las nuevas, pero cuanto más las uses, más las recordarás.

¡Compártelo con quien tu quieras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *